viernes, 3 de febrero de 2012

¿Tienes un niño genio en casa?


¡Identifícalo!

El 95% de los menores con potencial de superdotado no son detectados

Para su familia puede ser un niño preguntón e hiperactivo: para sus amigos, un ñoño. Pero en realidad puede tratarse de un niño superdotado.

De acuerdo al Centro de Atención al Talento (cedat), muchos menores que tienen el potencial para ser niños talento, son mal diagnosticados, confundiéndolos con niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). De esta forma se pierde 95% de los niños genio en el país.

“Los superdotados son curiosos por naturaleza. Les gusta estar activos todo el tiempo, pero siempre buscan aprender algo. En cambio, a un niño con déficit de atención le aburre pronto cualquier actividad”, comentó, Andrew Almazán, director técnico del Cedat y quien es catalogado como El Niño Genio Mexicano.

Por lo anterior, dicha organización ha enumerado una serie de características para detectar a los llamados niños genio, quienes son 3% del total de menores en cualquier ciudad del mundo, según cálculos de la ONU. “En México esa cifra se calcula en un millón de me­nores superdotados”, agregó Andrew.

En el Cedat, en casi dos años de operaciones, se han atendido cerca de mil consultas y diagnosticado a más de 200 niños con talento. Para saber si un menor posee dichas capacidades, es necesario agendar una cita (www.cedat.com.mx) A continuación te presentamos las caracteristicas de un niño superdotado y uno con déficit de atención:

Niño con TDAH:

– Coeficiente Intelectual menor de 85.

– Problemas académicos.

– Escaso aprendizaje.

– Abandonan las tareas fácilmente.

– Son explosivos e irritables.

– Poca concentración.

– Problemas de memoria y pensamiento.

– Anomalías específicas del aprendizaje.

– Déficit del habla o la audición.

– Hiperactividad.

– Dificultades generales de coordinación.

Niño talento:

– Coeficiente Intelectual mayor de 130.

– Comprende con facilidad la información que adquiere y la recuerda.

– Muestra logros excepcionales en alguna materia.

– Genera numerosas ideas.

– Aprendizaje acelerado.

– Alta curiosidad.

– Aburrimiento en tareas monótonas.

– Los padres se dan cuenta a edades muy tempranas.

– Se concentra en un tema y persiste hasta que lo domina.

“A mis hijos les cambió la vida”

En la escuela sufrían de bullying. Los maestros ya no sabían qué hacer con ellos y no tenían amigos. Ésa era la situación de los dos hijos de la señora Rosamelia Fernández hasta octubre del año pasado.

““El rechazo social era el más fuerte. No podíamos hacer fiestas porque no llegaba ningún niño. No querían juntarse con los tontos. No encajaban en ningún perfil. Buscamos ayuda en varios lados, pero nadie nos daba una respuesta; simplemente nos decían que era lesión o talento lo que tenían, hasta que en el Cedat los diagnosticaron como niños talento.

“A partir de ese momento su vida es otra. Se identificaron con los otros niños, aprenden muy rápido y nunca se cansan de la escuela”, platicó la madre de los niños de 7 y 10 años.

Sin embargo, si los menores no muestran talento, también se platica con los padres para ver otras opciones y ayudarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada