miércoles, 26 de junio de 2013

Rata Blanca Ojo Rojo?



y  Dicen que estoy Loco por Mis Ratas
Osease Equixxxx.


¿LOS SUPERHÉROES VAN AL PSICÓLOGO?

Batman, Iron Man y Batichica sufren como cualquier ser humano y hacen terapia. Ataques de pánico, traumas emocionales, resilencia, y trastornos de bipolaridad. La razón por la que se convirtieron en superhéroes no es tan ficticia como parece. Andrea Letamendi comparte el diván con ellos y cuenta cómo los ayuda a superar sus problemas.  
El sitio inglés BBC entrevistó a Andrea Letamendi, la psicóloga que lleva al diván a los personajes de ficción más conocidos del mundo. A pesar de ser superhéroes, y trabajar para salvar el mundo, muchos de ellos también necesitan ir a terapia por lo menos una vez por semana y consultar con un profesional sobre los problemas que los acechan. 
Su trabajo consta de analizar a estos personajes e intentar comprender sus males. "Cuando hago terapia con los superhéroes no sólo quiero educar a la gente sobre enfermedades psicológicas serias, sino también normalizar: estas condiciones son muy comunes, no debe haber ningún estigma al respecto. Así puedo demostrar que hasta quienes nos defienden del mal pueden padecerlas", comenta en la entrevista. Ella es psicóloga en la Universidad de California y ayuda a familias predominantemente hispanas. Pero, al finalizar su horario laboral, se dedica a colaborar con los escritores de los cómics sobre las reacciones que deberían tener los personajes ante los miles de trastornos que padecen.

El caso de Iron Man

Como primer ejemplo Andrea analiza al superhéroe "Iron Man". Muchos lo conocen, pero no saben que es un personaje realmente complejo. "El alter ego es Iron Man, pero Tony Stark es un ser humano y a diferencia de otros superhéroes no tiene superpoderes. En sus más recientes encarnaciones, sufrió de ataques de pánico debilitantes, que en las actuaciones fueron representados como muy reales. Al menos en tres ocasiones lo vemos congelado, incapacitado por estos ataques, como le pasa a cualquier persona", explica la psicóloga.
Se anima a diagnosticarlo. Aunque advierte que "marcarlo" con un "problema" es erróneo, ya que hacen faltas muchas sesiones de diván, evaluaciones y pruebas para determinar un resultado. "Dada la constelación de síntomas que presenta -como pesadillas, pensamientos intrusivos recurrentes, evasión del evento traumático, hipervigilancia y otros episodios de pánico-, si fuera mi paciente yo consideraría que sufre de estrés postraumático (TEPT)".

¿Por qué Batman es Batman?

Otro ejemplo de un superhéroe que es humano es Batman. Se convierte en murciélago para focalizar su dolor y utilizarlo para ayudar al mundo. Este se genera a partir del brutal asesinato de sus padres, que presenció cuando era niño. "Bruce Wayne (el nombre del personaje real) es un excelente ejemplo de resiliencia, que es la capacidad de sobreponerse al dolor emocional y traumas, y utilizar esa fuerza para salir adelante, en su caso combatir el crimen en Ciudad Gótica", explica Andrea. Casos como este suele atender en su consultorio al tratar con gente que después de eventos como el 11-S o las recientes guerras, en los que vivieron muchísima adversidad, no sólo son capaces de sobreponerse sino que se fortalecen.
Según el diagnóstico apresurado de la profesional, "si bien es cierto que Batman no se dejó vencer por lo que le ocurrió, tampoco lo dejó atrás: su vida está regida por un dolor que quizás ya debía haber aprendido a manejar para poder vivir una vida más normal. Yo no diría que es perfecto, ni perfectamente normal, ni perfectamente sano, pero hace todo lo que puede a pesar de lo que le pasó", concluye Andrea.

Batichica al diván

"Así como Bruce Wayne, Bárbara Gordon también tuvo una experiencia traumática. Pero a diferencia de él, no era una niña. No sólo ya era una joven sino que además ya era una 'superheroína'. Ocurrió en un momento de su vida en el que se había alejado de su rol, estaba pasando un tiempo con su familia. Fue atacada en su hogar por el Joker o Guasón, villano de Ciudad Gótica", le cuenta la psicóloga al entrevistador. En el cómic Batichica busca recuperarse de esta herida y acude a terapia con una profesional que justamente está inspirada en Letamendi y lleva el mismo nombre. Una forma de humanizar el trabajo que Andrea realiza junto a los escritores de la historieta.

"Lo que me interesa es educar a la gente respecto a la psicología y borrar el estigma de los problemas psicológicos, ya que es importante que la gente reconozca las señales y síntomas y que sepa que hay alguien que los puede ayudar. Esa es una de las principales razones por la que en el cómic se muestra que Batichica va a terapia", reflexiona.

¿Tienen "cura" los superhéroes?

El problema es que si Letamendi tuviera la oportunidad de tener a Iron Man o Batman en el diván y los tratara con éxito, quizás dejarían de ser superhéroes. Y la respuesta de la profesional se basa en que es su problema lo que los motiva. "Yo solía tratar a soldados que retornaban de Irak y Afganistán con heridas físicas y emocionales. Enfrentar el peligro es su trabajo: para eso fueron entrenados. La idea de meterse en territorios peligrosos, armados, para proteger a los otros, es lo que hacen y fuera de ese entorno, algunos, pierden su norte y llegan a confesar: 'Estoy en casa, feliz de estar vivo, con mi familia, pero no me voy a sentir "normal" hasta que no me vuelvan a enviar a una misión a un lugar de combate'", recuerda.

"Creo que la idea no es "curar" a estos superhéroes. Tienen esta motivación intrínseca que los lleva a proteger. Es su rol en la vida y vienen al consultorio con todo su pasado y sus malestares. Lo que trabajamos en el diván entre psicóloga y superhéroe es aprender a vivir con estos traumas y seguir adelante".
por eso les digo lo tangible, lo objetivo,no hay como una rata amigagonadita solo se refuerza la respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada