miércoles, 19 de junio de 2013

Obvio No


¿Las Deudas Estudiantiles Son Como Una Película De Terror?

Es bien sabido que en diversos países del mundo la formación universitaria resulta cara y más cuando se trata de instituciones privadas. En España y otros países Europeos incluso han habido manifestaciones a fin de que las deudas sean condonadas.
Ante el duro panorama, una organización no lucrativa denominada Asistencia Estudiantil en Estados Unidos difundió un video que lleva por título “El Rojo”, en el aparece una chica de 23 años que lucha contra un monstruo de humo rojo, el cual quiere estrangularla y representa las fuertes deudas que la están ahogando.
Aunque el video es impactante, los jóvenes en Estados Unidos señalan que el panorama no es igual para todos y los que acuden a universidades estatales no enfrentan ese tipo de deudas inclementes como se ejemplifica.
El problema se debe tomar en su justa dimensión para no caer en desproporciones, ni exageraciones.
Instituciones ayudan a los jóvenes y a sus familias a encontrar la mejor forma de manejar sus deudas, lo importante es que los chicos eviten los préstamos estudiantiles innecesarios y logren sentir el alivio de tomar el control de sus vidas.
Aunque se han encontrado jóvenes que al final de sus estudios deben hasta un millón 300,000 pesos, no son la mayoría.
El 70% de los préstamos son menores y su rango va de 128 mil a 224 mil pesos mexicanos. Otro dato interesante señala que el 36% de los graduados nunca solicitó un préstamo.
Diversas voces se alzan y señalan que al hablar de préstamos estudiantiles muchas veces se hace en forma  desproporcionada, no todos están teniendo un efecto igualmente perjudicial para todos los estudiantes.
Se debe tener en cuenta que al satanizar este tema, probablemente estamos ahuyentando a muchos estudiantes de bajos ingresos, pero de alto rendimiento que se desmotivan y ni siquiera se  molestan en solicitar a las universidades de prestigio una ayuda financiera por pensar que las deudas los van a ahogar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada