jueves, 2 de diciembre de 2010

Alineamiento constructivo: un sistema que requiere la comprensión de sus partes

La aplicación de las competencias del docente

Primeramente empezaremos por familiarizarnos con el concepto de sistema, al respecto Alvarado, et al. (2009) señalan que un sistema es un "conjunto de elementos estrechamente Vinculados entre sí, que aparecen como unidades relativamente independientes". Por su parte, Biggs (2005) "un sistema es un conjunto de componentes que interactúan para producir un resultado común, al servicio de una meta común".Tomando como referente lo anterior, el concepto de alineamiento constructivo es un sistema, es decir, es un conjunto con elementos estrechamente vinculados, los cuales Participan en el proceso de enseñanza aprendizaje para producir nuestros alumnos un aprendizaje profundo. Nuestra tarea como docentes es identificar y comprender estos elementos, incorporándolos a la práctica cotidiana, es decir, en cada una de nuestras clases.

Las partes que integran este sistema, osea, el alineamiento constructivo son:

1. Objetivos.

2. Contenidos de aprendizaje.

3. Actividades de enseñanza aprendizaje.

4. Evaluación.

Biggs señala el alineamiento constructivo, "concibe la enseñanza y a el aprendizaje como un sistema interconectado, dirigido a que el estudiante construya su propio aprendizaje,basado en la comprensión, donde el maestro crea un entorno apoyado en tareas que hagan propicio este aprendizaje" (Hernández, F. et al.; 2005: 28).

Con un buen alineamiento constructivo, se promueve el aprendizaje significativo y profundo en los alumnos, para lo cual, el maestro tendrá que hacer corresponder entre sí, los objetivos, los contenidos de aprendizaje, las actividades de enseñanza aprendizaje y la evaluación. "Un buen sistema de enseñanza alinea el método y la evaluación de la enseñanza con las actividades de aprendizaje establecidas en los objetivos" (Biggs, J. 2005: 29).

A continuación describimos cada uno de los elementos que forman parte del alineamiento constructivo:

1. Objetivos. Para una buena formulación de objetivos es necesario seguir la taxonomía SOLO por sus siglas en ingles o EROA (Extructuracion de resultados obtenidos en el aprendizaje) propuesta por Biggs, donde se describen los niveles de comprensión por medio de verbos, en orden ascendente de complejidad cognitiva. Se recomienda que la mayoría de los verbos que utilicemos correspondan al nivel relacional de esta taxonomía ya que éstos tienen un grado de significatividad mayor y por tanto los alumnos lograran aprendizajes significativos y “profundos”.Lo anterior no quiere decir que no podamos utilizar verbos del nivel tres o del nivel cinco, si se utilizan deben ser los menos posibles. Biggs (2005), orienta lo siguiente "usted tendría que utilizar familias de verbos adaptadas a cada nivel y área de contenido".

En el nivel relacional encontramos verbos que nos permiten relacionar causa y efecto, así, como el todo con sus partes, es decir, ver el contenido de manera integral, como un todo y no de manera aislada como se realiza en el paradigma de la enseñanza (lo que hace el profesor). Una vez "clasificados los objetivos, diseñamos las actividades de enseñanza y aprendizaje, o AEA, que con mayor probabilidad estimulen a los estudiantes a utilizar los verbos óptimos" (Biggs, J. 2005).

2. Contenidos de aprendizaje. Es un sistema constituido por contenidos conceptuales o declarativos (factuales o hechos, conceptos, ideas, principios, leyes y teorías), contenidos procedimentales y contenidos actitudinales. El paradigma del aprendizaje (lo que hace el alumno) busca la comprensión más que la memorización, sin embargo, para comprender es necesario memorizar algunos contenidos como hechos o simplemente términos que se utilizan para darle nombre a un concepto, por mencionar algunos.Dependiendo del tipo de contenido que constituye cada una de las asignaturas y los objetivos del programa de estudio, serán las actividades de enseñanza aprendizaje que se seleccionen o se elaboren por parte del maestro, así, como los instrumentos o actividades que estos utilicen paraevaluar el proceso de enseñanza aprendizaje.

3. Actividades de enseñanza aprendizaje. Son dos los elementos centrales de este sistema: la tarea del profesor, que es enseñar a aprender y la tarea de los alumnos, que es aprender a

Aprender. También podemos hablar aquí de actividades dirigidas por el profesor (actividades de enseñanza) y actividades dirigidas o autodirigidas por los alumnos (actividades de aprendizaje).Todas ellas seleccionadas o elaboradas por el profesor, quien las debe alinear con los objetivos y los contenidos de aprendizaje, teniendo presente siempre, el modelo 3P de la enseñanza y el aprendizaje. Con respecto a este concepto, Biggs dice: “El modelo 3P señala tres puntos temporales en los que se sitúan los factores relacionados con el aprendizaje: pronóstico, antes de que se produzca el aprendizaje; proceso, durante el aprendizaje, y producto o resultado del aprendizaje” (Biggs, J. 2005: 37)

.

A continuación describiremos los elementos que constituyen el sistema modelo 3P de la Enseñanza aprendizaje, propuesto por Biggs (2005) y retomado por Hernández, et al. (2005):

Pronóstico o presagio. Se consideran los factores del estudiante: los conocimientos previos, su habilidad, su capacidad, su interés y su compromiso con la universidad; y los factores del contexto: qué se pretende enseñar (currículum), cómo se enseña y se evalúa (planeación), el dominio de la materia que tenga el profesor, el “clima” o ambiente de la clase y de la misma institución, etc.

Proceso. Las actividades de enseñanza aprendizaje, resultado del punto anterior, se llevan a la práctica, evaluándolas continuamente. Si son las adecuadas, los alumnos desarrollarán un aprendizaje profundo, en caso contrario, un aprendizaje superficial. Buscando siempre que el alumno comprenda en lugar de la memorización pasajera, que el alumno esté activo (interactuando, colaborando) no pasivo.

Producto. Son los resultados alcanzados y pueden oscilar entre estructuras complejas, información no conectada, atribuciones de éxito o fracaso, sentimiento de autoestima, etc.

4. Evaluación. Este sistema está formado por la evaluación diagnóstica (inicial y puntual), la evaluación formativa (continua, permanente) y la evaluación formativa. Una vez identificados estos elementos es necesario concretarlos a través de actividades o instrumentos, por ejemplo, rúbricas, autoevaluación, coevaluación, portafolio, exámenes; es necesario tener presente que el portafolio es una actividad integrada por un conjunto de actividades, que además cuente con una hoja de presentación, el índice, fortalezas y debilidades, así como recomendaciones para cursos futuros.

En resumen, un aprendizaje centrado en el alumno, donde éste sea activo, no pasivo, donde se oriente la comprensión en vez de la memorización, donde los contenidos de aprendizaje se

Estudien de forma integral, es decir, como un todo relacionando cada una de sus partes entre sí, donde se propicie el aprendizaje profundo y no el superficial.

Blibliografia

Biggs, J. (2005). Calidad del aprendizaje universitario. España: narcea.

Hernández, F. y otros (2005). Aprendizaje, competencias y rendimiento en educación superior.

España: La Muralla

Coll, C. (2005). El constructivismo en el aula. España: Graó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada