martes, 18 de mayo de 2010

Las operaciones mentales en el aula

Es común escuchar a los docentes que sus estudiantes no asimilan los conceptos y peor aun: no los evidencian en su cotidianidad. Las razones de lo anterior pueden ser muchas, pero cuando el docente tiene claro que el conocimiento del estudiante se desarrolla gradualmente y que se construye de lo simple a lo complejo, los resultados podrían ser mejores. A continuación se presenta a manera de apoyo pedagógico el concepto de operación mental. También se enumeran y se definen las diferentes operaciones mentales según el grado de complejidad. Finalmente, se dan algunas de las actividades que se pueden realizar en el aula para desarrollarlas. Usted docente puede con su experiencia aportar otras para enriquecer esta propuesta. Veamos qué es una operación mental y en qué consiste cada una de ellas:

Piaget la definió como “la acción interiorizada que modifica el objeto del conocimiento y que se va construyendo y agrupando de un modo coherente en el intercambio constante entre pensamiento y acción exterior”. El niño comienza por centrarse en la acción propia y sobre los aspectos figurativos de lo real; luego va descentrando la acción para fijarse en la coordinación general de la misma, hasta construir sistemas operatorios que liberan la representación de lo real y le permiten llegar a las operaciones formales.

Las operaciones mentales, unidas de un modo coherente, dan como resultado la estructura mental de la persona. Se van construyendo poco a poco. Las más elementales permiten el paso a las más complejas y abstractas. Génesis, estructura e interacción se nos hacen realidades inseparables. Las operaciones lógicas, por ejemplo, se apoyan sobre otras menos complejas (es la génesis) ya establecidas en la estructura mental, pero su llegada se hace posible gracias a la interacción social o mediación.

En sentido analógico se puede considerar la estructura mental como una red por la que circulan infinidad de de relaciones entre los nudos de la misma. Esos nudos serían las operaciones mentales. Así, quien percibe bien puede diferenciar. Quien diferencia bien, puede comparar. Quien bien compara puede clasificar…inferir, razonar, etc.

Según REUVEN FEUERSTEIN son “el conjunto de acciones interiorizadas, organizadas y coordinadas, en función de las cuales llevamos a cabo la elaboración de la información que recibimos”. (Feuerstein, 1980). Así, el acto mental se analiza en función de las estrategias que emplea la persona para explorar, manipular, organizar, transformar, representar y reproducir nueva información. Estas acciones mentales se conocen como operaciones mentales. Pueden ser relativamente simples (ej. reconocer, identificar, comparar) o complejas (ej. pensamiento analógico, transitivo, lógico e inferencial). Cada actividad cognitiva nos exige emplear operaciones mentales. A continuación se presentan las operaciones mentales. Están organizadas desde lo elemental a lo complejo.

IDENTIFICACIÓN: Reconocimiento de la realidad por medio de sus rasgos característicos globales recogidos en un termino que la define.

DIFERENCIACIÓN. Reconocimiento de la realidad por sus características, pero distinguiendo las relevantes y las irrelevantes, en cada momento. Se estudian las semejanzas y diferencias entre objetos o hechos. La percepción de los objetos necesita ser clara y estable para poder comparar.
REPRESENTACIÓN MENTAL. Interiorización de las características de un objeto. Representación de los rasgos esenciales que permiten definir un objeto. No es la fotografía del objeto, sino la representación de los rasgos esenciales que permiten definirlo como tal.

TRANSFORMACIÓN MENTAL. Operación mental que nos permite transformar, modificar las características de los objetos para producir representaciones de un mayor nivel de complejidad o abstracción.

EVOCACIÓN: capacidad de recordar una experiencia previa.
COMPARACIÓN. Búsqueda de semejanzas y diferencias entre objetos o hechos, de acuerdo con sus características.

CLASIFICACIÓN. Agrupación de objetos de acuerdo con sus atributos comunes. Los criterios de agrupación son variables.

SERIACIÓN: Habilidad de ordenar elementos de acuerdo a uno o más criterios.

CODIFICACIÓN-DESCODIFICACIÓN. Operación mental que permite establecer símbolos -codificación- o interpretarlos -descodificación- de forma clara y precisa, sin ambigüedades.

PROYECCIÓN DE RELACIONES VIRTUALES. Capacidad para ver y establecer relaciones entre estímulos externos; relaciones que no existen en la realidad, sino sólo potencialmente. Si los estímulos están debidamente organizados, proyectamos esas relaciones ante estímulos semejantes. Proyectamos imágenes, les hacemos ocupar un lugar en el espacio.

ANÁLISIS-SÍNTESIS Descomposición de la realidad -todo- en sus elementos constitutivos -partes- (análisis). Unión de las partes para formar un todo: el mismo u otro nuevo (síntesis)

INFERENCIA LÓGICA. Operación mental que nos permite realizar deducciones a partir de unas informaciones previas. Es la capacidad para realizar deducciones y crear nueva información a partir de los datos percibidos

RAZONAMIENTO ANALÓGICO. Cuando establecemos una analogía estamos estableciendo una proporción: dados tres términos, se determina el cuarto por deducción de la semejanza: Gafa es a ojo como audífono a… No vale como argumento demostrativo, pero si como descubrimiento y muestra de convicción (sol/naturaleza =hijo/padres)

RAZONAMIENTO HIPOTÉTICO. Operación por medio de la cual podemos predecir hechos a partir de los ya conocidos y de las leyes que los relacionan. Es la capacidad mental de realizar inferencias y predicción de hechos a partir de los ya conocidos y de las leyes que los relacionan.

RAZONAMIENTO TRANSITIVO. Capacidad para ordenar, comparar y describir una relación de forma que lleguemos a una conclusión. Es una propiedad de la lógica. Es deductivo, permite la inferencia de nuevas relaciones a partir de las ya existentes. Surgen la implicaciones (Si P implica Q, Q implica R, entonces P implica R). También surgen equivalencias: (Si p = q y q = r, entonces p = r).
RAZONAMIENTO SILOGÍSTICO. Operación mental que, a través de unas determinadas leyes, nos permite llegar a la verdad lógica, aunque no sea la verdad real. Esta especie de matemática universal permite el ejercicio de pensamiento lógico y el desarrollo de capacidades como: construir modelos mentales de la situación (escenario) ayudarse de leyes para ser mas lógicos; suprimir la palabra imposible ante situaciones que lo parecen, codificar y descodificar los modelos mentales.

PENSAMIENTO DIVERGENTE. Tiene fuerte relación con la creatividad. Está contrapuesto al convergente. Se trata de establecer relaciones nuevas sobre lo que ya se conoce, de forma que se llegue a soluciones nuevas, originales, a productos nuevos en forma de ideas, realizaciones o fantasías. Se puede hacer equivalente al pensamiento creativo. Está en función de la flexibilidad.

PENSAMIENTO CONVERGENTE: Lleva al dominio riguroso de los datos, a la exactitud al rigor científico.
RAZONAMIENTO LÓGICO. Es la culminación. Todo el desarrollo mental lleva al pensamiento lógico. Este pensamiento lógico formal consiste en la representación de acciones posibles; es el arte del buen pensar; la organización del pensamiento que llega a la verdad lógica, gracias a otras formas de pensamiento (inferencial, hipotético, transitivo, silogístico…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada