miércoles, 16 de febrero de 2011

Dormir tarde y despertar temprano: una bomba de tiempo para tu salud


Todos sabemos que dormir lo suficiente es bueno para nosotros, pero un nuevo estudio sugiere que dormir muy poco puede aumentar el riesgo de ataque cardiaco, apoplejía y otras enfermedades cardiovasculares que pueden provocar una muerte temprana.

Los investigadores hallaron que si duermes menos de seis horas, o tienes sueño interrumpido, tienes el 48% de probabilidades de morir de una enfermedad cardiaca, y el 15% de morir de una apoplejía. El estudio, publicado en European Hart Journal, es un meta análisis de 15 otros estudios del sueño. Un meta análisis integra varios estudios en uno solo. Los investigadores estudiaron a casi 475,000 adultos de ocho países incluyendo Estados Unidos, Reino Unido, Japón e Israel durante siete a 25 años.

"Existe una expectativa en la sociedad moderna de hacer más cosas en nuestras vidas. El esforzarse por lograr un balance entre trabajo y vida está causando que muchos de nosotros renunciemos nuestro precioso tiempo de sueño para asegurarnos de que completamos todas las tareas que creemos que se esperan de nosotros", dijo el profesor Francesco Cappuccio de la Escuela Médica de la Unversidad de Warwick en el Reino Unido, y uno de los autores principales del estudio.

"La tendencia a acostarse tarde y despertar temprano es realmente una bomba de tiempo para nuestra salud, así que necesitas actuar ahora para reducir el riesgo de desarrollar esas condiciones que pueden amenazar tu vida".

Capucchio dice que dormir entre seis y ocho horas de sueño regularmente es óptimo. "Al asegurarte de que tienes siete horas de sueño por noche, estás protegiendo tu salud futura al reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas. Si reduces tu sueño por debajo de cierto nivel (cinco horas o menos) tendrás problemas", dijo.

"No sólo te afecta al día siguiente porque estás cansado, sino que construyes un riesgo fijo de desarrollar una condición crónica más tarde en la vida. El sueño no es una mercancía que podamos negociar".

La doctora Michelle Miller, también de la Universidad de Warwick y coautora del estudio, dice que la falta de sueño causa varios cambios en el organismo. "La falta de sueño crónica produce hormonas y químicosen el cuerpo que incrementan el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y apoplejías, y otras condiciones como alta presión arterial, colesterol, diabetes y obesidad".

Todas estas condiciones también son factores de riesgo para un ataque al corazón o una apoplejía.

Los cambios hormonales también pueden conducir a una intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina. Ambos, indicadores que conducen a la diabetes tipo 2, e incrementos en la presión arterial.

La falta de sueño crónica puede activar un químico en el cuerpo llamado citocinas, indicadores de inflamación que son la base de la arterioesclerosis, que es el endurecimiento de las arterias —también común entre las personas que sufren ataques al corazón o apoplejías.

Pero dormir demasiado también puede tener implicaciones negativas. Capuccio dice que dormir más de nueve horas puede ser una indicación de enfermedad —incluyendo enfermedades cardiovasculares. "Dormir mucho, en vez de ser la causa de una enfermedad, es más probablemente el indicio temprano, la etapa temprana de una condición crónica como depresión".

Él dice que la falta de sueño debe ser considerada como un factor de riesgo en el estilo de vida similar a fumar, beber alcohol o no hacer ejercicio.

De acuerdo al vocero de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), Ralph Sacco, el sueño es poco reconocido como un potencial factor de riesgo cardiovascular, y aunque este estudio provee evidencia sobre esta relación, aún hay mucha información desconocida en torno a los trastornos del sueño y el riesgo cardiovascular y de apoplejías.

Sacco dice que, en la actualidad, existe más evidencia de que los factores clave de salud de la AHA, llamados Los 7 simples de la vida mejoran la salud del corazón y reducen el riesgo de un ataque cardiaco y de una apoplejía:

1. Actívate

2. Come mejor

3. Pierde peso

4. Deja de fumar

5. Controla tu colesterol

6. Controla tu presión arterial

7. Reduce tu azúcar en la sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada