miércoles, 16 de febrero de 2011


AMBIENTES DE APRENDIZAJE

El acto de enseñar requiere establecer un ambiente de aprendizaje propicio para

las metas planteadas, con reglas de comportamiento conocidas y aceptadas por

los estudiantes, de acuerdo con su estado de desarrollo cognitivo, social y moral.

Durante los últimos años en la literatura pedagógica, ha aparecido un

concepto, el de "Nuevos Ambientes de Aprendizaje", muy vinculado con la

revolución en las comunicaciones y la informática (TIC’S) y el impacto de éstas en la

enseñanza.

¿Qué entender por "Nuevos Ambientes de Aprendizaje" ?. En una primera

aproximación se puede plantear que es una "forma diferente de organizar la

enseñanza y el aprendizaje que implica el empleo de tecnología" en otras palabras

la "creación de una situación educativa centrada en el alumno y que fomenta su

autoaprendizaje, el desarrollo de su pensamiento crítico y creativo, el trabajo en

equipo cooperativo mediante el empleo de tecnología de punta".

La participación de los alumnos en los ambientes de aprendizaje

Lo anterior exige la participación activa de los estudiantes en el proceso como

condición necesaria para lograr interacción e interactividad. De hecho tanto una, la

interacción como la otra, la interactividad son las formas básicas de participar.

Según el Diccionario Océano de Lengua Española, 1995, participar es: tomar

parte en una cosa, recibir una parte de algo, compartir, tener algo en común con

otro u otros. Mientras que participación es acción y efecto de participar.

La participación en un salón de clase tradicional privilegia la participación del

maestro en clase. Es él quien expone, escribe en el pizarrón, se pregunta y se

responde. La participación de los alumnos se reduce en la mayoría de los casos a

escuchar y tomar apuntes.

Sin embargo, participar es acción, más aún acción recíproca con alguien

(interacción) o con algo (interactividad), es confrontación directa o indirecta,

sincrónica o asincrónica, individual y en equipo, continua y en una situación

docente dirigida.

Participar es en suma un sistema de acciones interrelacionadas que permite

mediante la actividad y la comunicación conocer, comprender y transformar es

decir hacer, crítica y creativamente, y en sucesivas aproximaciones algo que

permita resolver un problema, plantear alternativas y proyectos, etc.

Cabría preguntarnos quién participa realmente en un juego de fútbol?. Los

espectadores en las gradas o los jugadores en el terreno?. Sin duda que la forma

trascendente de participar es la de los jugadores en el terreno, por la experiencia que les reporta. No discutimos que no se aprenda siendo espectador pero es

jugando en que realmente se aprende y se disfruta.

También pudiéramos preguntarnos ¿ Cómo se aprende a nadar, tirándose a la

alberca o fuera de ella?

Existen muchas modalidades de participación posibles en el proceso de

enseñanza-aprendizaje que son explotadas en el diseño de los nuevos ambientes

de aprendizaje por ejemplo: observar, leer, comunicar ideas, puntos de vistas,

opiniones y sobre todos hacer: escribir sobre, registrar, resolver ejercicios, tareas,

problemas, tomar decisiones, crear propuestas, plantear proyectos y todo ello

teniendo muy en cuenta los estilos y ritmos de aprendizaje de los estudiantes.

En cuanto a la participación: Los nuevos ambientes de aprendizaje exigen del

maestro.

• Planeación previa

• Guía, orientación a los alumnos hacia el "logro" de una competencia

• Información, la necesaria y suficiente, ni más ni menos y en el momento

oportuno

• Contextualización de lo que se aprende

• Ayuda, más aún sistema de ayuda al alumno que aprende

• Mediación pedagógica

• Y creación de un ambiente de comunicación horizontal, asertiva y de

cooperación

En cuanto al alumno los nuevos ambientes de aprendizaje exigen:

• Una actitud favorable

• Precisión de las reglas de participación

• Que se les enseñen a participar: Qué se puede, qué no se debe, por qué y

para qué participar, cómo proceder

• Claridad en la meta/objetivo/propósito

• Información previa y/o modelación inicial

• Ayuda, la necesaria y oportuna • Retroalimentación

Si algo garantizan los nuevos ambientes de aprendizaje es realmente y de manera

significativa la participación de los estudiantes. En tal sentido la tecnología se

pone en función de lograr la participación para hacer posible la comprensión y

apropiación del contenido de enseñanza.

Los Componentes y las Condiciones de un Ambiente de Aprendizaje

Con base en la teoría del Aprendizaje Significativo, puede caracterizarse un

ambiente de aprendizaje por sus componentes y sus condiciones. El ambiente de

aprendizaje puede ser definido como un entorno delimitado en el cual ocurren

ciertas relaciones de trabajo escolar. Esto también es cierto del aula de clase, pero

la distinción clave estriba en la naturaleza de las relaciones de trabajo. Desde el

punto de vista de la información y el conocimiento, un aula es similar a un sistema

cerrado; la información entra al entorno con el ingreso del docente, y, como ha

sido documentado ampliamente, los conocimientos sirven únicamente para

solucionar problemas escolares. En contraste, el ambiente de aprendizaje debe

permitir que la vida, la naturaleza y el trabajo ingresen al entorno, como materias

de estudio, reflexión e intervención.

Esto nos conduce a plantear tres condiciones para el ambiente de aprendizaje,

que son delimitado, estructurado y flexible. Delimitado significa la definición de los

contenidos del aprendizaje así como de la complejidad, los indicadores y niveles

de aceptabilidad de desarrollo de las competencias descritas antes. Estructurado

en el sentido de que los contenidos deben ser organizados en mapas

conceptuales (planeación conceptual) que guíen la planeación de las actividades

en procesos cíclicos que varíen de un nivel de abstracción a otro. Flexible

significa el desarrollo de nuevos criterios para la administración del currículo; éstos

deben incluir como central la adquisición por el estudiante de las competencias

definidas, al menos en los niveles de aceptabilidad, y proveer posibilidades para

que el estudiante pueda controlar, progresivamente, el ritmo de aprendizaje.

La flexibilidad de los ambientes estructurados en entornos delimitados y el papel

dinámico que juega el administrador del ambiente, es decir el docente, son

elementos claves para la efectividad en el logro de las competencias deseadas en

los estudiantes.

Los ambientes de aprendizaje son, por lo tanto, una nueva oportunidad para

mejorar los procesos de aprendizaje e indudablemente requieren maestros

dispuestos a mejorar integrándose al mismo proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada